Masca: un pueblo encantador y un sendero mágico

Hablar de Masca es hablar de uno de los lugares más especiales que tiene Tenerife, isla ubicada en el archipiélago Canario. Un sitio enigmático que se encuentra al noreste de la misma y representa por su belleza uno de los exponentes más naturales del paisaje canario. Se puede llegar a la misma desde uno de los focos principales de turismo en la isla y donde se suelen hospedar todos los turistas que la visitan, Los Cristianos. A través de un viaje de alrededor de una hora; lo bueno de que Masca no quede relativamente cerca es que el viaje en bus deja ver desde sus inicios el paisaje que posee su gran pueblo, el casco antiguo situado en lo alto de la montaña. La verdad es que puede dar hasta un poco de vértigo ver como va avanzando uno por las mismas calles que se encuentran prácticamente sobre precipicios y uno aprecia desde esa posición toda esta espléndida geografía en contraste con el cielo y hasta el mar lejano.

Carretera de acceso a Masca desde Santiago del Teide.

Lo que caracteriza al pueblo de Masca de cara al turismo que lo frecuenta constantemente es su gran sendero que hace que uno lo conozca desde dentro sin filtro alguno, sino involucrándose dentro de su armonía y apreciando cada desconcertante rasgo que posee su camino. Desde el primer momento en que uno llegó al pueblo de Masca divisa las casas antiguas y que siguen en pie sin ningún problema a pesar del tiempo, estando caracterizada dicha población por lo conocida que es la misma, y por ser , digamos, la entrada al paraíso natural. La verdad es que uno se siente de otra forma al bajar del bus en un pueblo como ese en el que uno se encuentra. Un lugar totalmente natural y en el que pude comenzar un viaje sintiéndose por unos momentos partícipe de dicho lugar.

Barranco de masca.

Dentro de lo que es Masca en sí se encuentra el conocido Barranco de Masca, la principal razón de visita por parte de todos los turistas y también residentes de la isla. El hecho de transitar este gran camino por todas sus vertientes y apreciando todas las particularidades. Se trata de uno de los barrancos más importanes de todo Tenerife, por su hermosura paisajística como por su diversidad biológica. La misma posee comunidades vegetales de gran interés, como las saucedas, y también algunas que florecen solamente allí, estando en peligro de extinción.

El tránsito por este barranco suele generar situaciones de riesgo, por eso hay que tener en cuenta estas posibles situaciones al ir de senderismo. Por eso se deberá establecer un control de acceso al sendero por la propia seguridad de las personas, de la conservación del mismo y por el eficiente disfrute del mismo. El ascenso al barranco puede conllevar unas tres horas a través de lugares que pueden producir vértigo, dificultad de paso y peligro de desprendimientos de rocas. En tanto no se regule el acceso al barranco conforme estable la norma principal, si uno transita por el mismo lo hace bajo la propia responsabilidad de uno. Recomandamos ir de senderismo con un guia.

Arco natural a mita del sendero de Masca.

A lo largo del mismo uno pisa tierra y rocas que les han llevado siglos y siglos de erosión para que nosotros mismos las llegáramos a pisar. De cierta forma uno solo puede centrarse en caminar por el gran camino de Masca, sin embargo hay que apreciar en todo momento la belleza de las montañas, la personalidad que tienen, lo que las hacen únicas de entre las restantes y de las otras de toda la isla. Así como las palmeras con las que nos podemos topar, las plantas adversas que decoran donde miramos, también los pequeños riachuelos que bajan por las rocas o los pájaros que nos rodean con sus vuelos a lo largo del viaje. Sobre todo es un sitio en el que confluyen muchos factores como el vegetal, el animal y también el humano. No es extraño ver a cabras con sus crías en plena travesía, lo que lo hace muy inocente y natural su aparición. Son situaciones que quizá pueden sorprender a las personas que lo recorren, pero que constituyen la originalidad de lo que es Masca en sí.

El trayecto dura unas tres horas según el ritmo al que se vaya, principalmente ligero si se va con personas experimentadas, sin olvidar el calzado cómodo y el protector solar ya que iremos saltando de roca en roca, pisando inevitablemente charcos a la par que el sol haga su trabajo dándonos un necesario resguardo para mantenernos activos a lo largo del tiempo en el que se decida pasar. También ir provistos de agua, fruta y comida para no pasar hambre y reponer energías a lo largo del día, ya que se trata de un sendero con su tiempo de duración y que hará falta reposar varias veces para que el cuerpo aguante. Estos pequeños descansos son perfectos no solo para recargarse uno mismo para comer sino para apreciar todo el paisaje que nos rodea con su inmensa tranquilidad.

Playa de Masca al final de la caminata.

El barranco de Masca tras unas hora de caminata desemboca en una gran costa que también posee playa, se trata de un momento de encuentro con la naturaleza en su expresión más refrescante, ya que uno principalmente piensa que va a retornar por el mismo camino, pero esta noticia tambièn facilita que un barco-taxi te permita trasladarte desde la misma costa de Masca hasta la costa de Los Gigantes.

Acantilados de Los Gigantes

Esta opción es también verdaderamente alucinante, ya que tras un baño en semejante costa, con los acantilados desmedidos a tu lado, se conoce la zona a través de la visión de un barco. A medida que uno se va alejando observa como los acantilados se van difuminando pero también adquieren una presencia total todo lo que uno mira, el cielo y el mar a través del barco en el que nos encontramos. Se podría decir que es una excursión de visita obligatoria si se va a la isla, ideal para gente que le guste el senderismo y conocer los rincones más exóticos de un lugar, y que no le importe caminar varias horas para llegar a ellos, ya que al fin y al cabo es una gran labor física el hecho de conocer la gran zona de Masca.

Comments

Deja un comentario